Image default

En justo.mx queremos date información valiosa y por eso te damos algunas ideas de escapadas de fin de semana. Podrás ir y regresar a la Ciudad de México en un santiamén con la mente despejada, la maleta llena de recuerdos y muchas ganas de organizar un nuevo viaje.

Recuerda que al viajar no solo enriquecemos nuestras vidas, sino que las comunidades que visitamos se benefician por la derrama económica que produce el turismo.

1. Huasca de Ocampo, Hidalgo

Los prismas basálticos de Santa Maria Regla, en Huasca de Ocampo se formaron hace millones de años a partir de la explosión de un volcán.

Tiempo estimado y ruta: 2 h 8 min (125.1 km) por México 85D.

Es una delicia visitar Huasca pues tiene de todo: un pueblo pintoresco con calles empedradas, gastronomía local muy rica, y paseos al aire libre a pocos minutos, como las visitas a los prismas basálticos, el Bosque de las Truchas o la Hacienda de San Miguel Regla.

¿Qué hacer?: Caminar entre la caída de agua de los prismas basálticos para refrescarse y tomar fotos.

Qué son: Los prismas son columnas naturales de piedra con cinco o seis caras, formadas por el rápido enfriamiento de lava. Sin lugar a dudas, es una de las maravillas naturales de México.

Mejor temporada para ir: En mayo y junio, cuando empiezan las lluvias, para que la caída de agua sea abundante y las puedas admirar en su esplendor.

2. Tlayacapan, Morelos

Tlayacapan en el estado de Morelos celebra su fiesta principal durante la primera semana de Cuaresmo.

Tiempo estimado y ruta: 1 h 57 min (82.2 km) por A Oaxtepec/Carr. Xochimilco – Oaxtepec/Mexico – Oaxtepec/Oaxtepec-Mexico/México 113.

Tlayacapan es de esos pueblitos que te dejan un buen sabor de boca de fin de semana.

Se puede recorrer gran parte a pie, pero también es divertido tomar una moto-taxi para hacer la mini ruta de las 26 capillas de barrio, extraordinarios ejemplos del barroco popular. Debes saber que el Templo y Ex Convento de San Bautista fue designado Patrimonio Mundial por la Unesco.

¿Qué hacer? Comprar objetos de barro (amasado con una flor llamada plumilla, que le da mayor consistencia y durabilidad) que aquí tienen muy buena fama.

Mejor temporada para ir: Todo el año Morelos goza de buen clima, pero durante el carnaval, que se lleva a cabo la primera semana de Cuaresma, Tlayacapan se llena de color con los bailes de los chinelos.

3. Huamantla, Tlaxcala

Durante la fiesta patronal de Huamantla, a mediados de febrero, los pobladores decoran las calles con tapetes de aserrín, arena y flores.

Tiempo estimado y ruta: 2 h 23 min (164.6 km) por Autopista México – Puebla/México 150D

Cuando estés ahí, te darás cuenta que no podrás abarcar todo cuanto hay que hacer divertido. Así que estamos seguros que regresarás.Tiene un ambiente sumamente festivo y lleno de color. Son famosos sus tapetes de aserrín de hasta 6 km de largo que elabora todo el pueblo durante la «Noche que nadie duerme» (14 de agosto) para honrar a la Virgen de la Caridad.

Lo básico: Visitar las haciendas pulqueras de la zona para probarlo en todas sus presentaciones: natural, curado con frutas o en su gastronomía, como el pan de pulque. No olvides preguntar dónde comprar mole pues es excepcional.

Mejor temporada para ir: Agosto es el mes de la Tradicional Feria de Huamantla con muchas actividades, como el Desfile de las Flores.

Justo.mx es un súper 100% digital, donde todo es más fresco y delicioso porque no pasa por tiendas.

Related posts

¡Añade estos sabores naturales a tu dieta! Frutas y verduras de temporada

Alejandro Guizar

5 ideas para celebrar el Día del Padre

Alejandro Guizar

Conoce los secretos de la receta de los chiles en nogada

Alejandro Guizar

Deja un Comentario