Image default

Originario de Asia Central, el ajo le da gran sabor a los alimentos, pero también es conocido por sus propiedades medicinales. Ya los egipcios los utilizaban como vigorizante; y en la Grecia y Roma antiguas se tenía como uno de los medicamentos más reconocidos. Quédate leyendo y te contamos para qué sirve el ajo.

En justo.mx creemos en los poderes nutritivos y saludables de los alimentos.

Milenario acompañante del hombre

El ajo se ha utilizado en todo el mundo durante miles de años. De hecho, cuenta con nutrientes esenciales para el organismo, por lo que es muy común encontrarlo como parte de cientos de remedios en la farmacología.

De todos es sabido, desde la Grecia antigua, que es benéfico para aliviar:

  • Problemas respiratorios.
  • Parásitos.
  • Mala digestión.
  • Fatiga.
  • Cuando llega al estómago, el ajo favorece la creación de los jugos gástricos. 
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos.
  • Es un potente antioxidante que previene el envejecimiento prematuro.

¿Sirve el ajo para prevenir el COVID?

Durante los primeros meses de la pandemia, se hizo viral en las redes sociales la información de que el consumo de ajo podía prevenir el COVID. Nada más alejado de la realidad. Incluso la OMS tuvo que publicar un comunicado para desmentirlo: «El ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual», dijo.

ajo machacado
Al triturar el ajo se mezclan sus enzimas y actúa mejor como antibiótico natural y desinfectante.

Entre sus nutrientes podemos destacar

  • Vitaminas A, B6, C y E
  • Calcio
  • Cobre
  • Azufre
  • Manganeso
  • Hierro
  • Potasio
  • Selenio
  • Fósforo

Otro dato histórico interesante es que durante diversas epidemias acontecidas a lo largo de la I Guerra Mundial, como el cólera o la tuberculosis, el ajo se utilizaba como un valioso antiséptico, también para limpiar y curar heridas.

pan con ajo
Una idea suculenta de usar el ajo es triturarlo y embarrar a un pan para después hornearlo. Añade un chorrito de aceite de oliva y albahaca para mayor sabor.

¿Cocido o crudo?

Como muchos ingredientes, nos queda la duda si estos siguen manteniendo las mismas propiedades aún después de haberlo cocinado, por lo que aquí te damos algunos consejos, muy sencillos para aprovecharlo al máximo.

  1. El ajo contiene aliína y una enzima llamada alinasa. Al cortarlo o machacarlo, estos se mezclan y potencian la presencia de la alicina, esa enzima que, como ya sabemos, actúa como antibiótico natural y desinfectante.
  2. Para conservar más sus propiedades naturales, lo ideal es no dejar que se quemen: basta con «dorarlos» un poquito o ponerlos en último lugar cuando estemos cocinando.
  3. Si deseas potencializar al máximo sus propiedades curativas, las personas de ciencia nos recomiendan consumirlos crudos, preferentemente por la mañana. Trágalo como si fuera una pastilla, sin masticarlo y reducirás así el mal aliento.
  4. Puedes también laminarlo e incluirlo de forma natural en una ensalada.
  5. Toma una rebanada de pan del que más te guste, añade un poco de aceite de oliva y pica un ajo por encima.
  6. Si lo combinas con un poco de perejil, reducirá en gran medida el mal aliento.
  7. Puedes comer ajo crudo seguido de un vaso de leche o un yogur. Los lácteos aplacan el aliento desagradable.

Esperamos te sirvan estas ideas para consumir este maravilloso producto que la naturaleza nos ofrece. Justo.mx es un súper 100% digital, donde todo es más fresco y delicioso porque no pasa por tiendas.

ajo con aceite
Los dientes de ajo se pueden conservar en aceite. Basta con meterlos en un bote y cubrirlos con aceite de oliva.

Related posts

Sistema inmunológico: Cómo favorecer su correcto funcionamiento

Prun Santos

Alimentos probióticos: 10 cosas que debes saber

Alejandro Guizar

La fórmula perfecta para aumentar masa muscular