Image default
Selecciones de Justo

¡Niñas y niños a la cocina!

Invitar a niñas y niños a la cocina y dejarlos que preparen algunas recetas fáciles no solo es divertido, sino que les ayuda en su desarrollo.

Recuerda que en justo.mx puedes encontrar productos frescos, ricos y saludables para cocinar con tus hijos este verano.

Los niños no solo adquieren conocimientos en la escuela, todo el tiempo están construyendo sus habilidades con los estímulos que tienen a su alrededor.

Consultamos a Nashelly Cruz Velazco, maestra en psicología y experta en infancia sobre los beneficios que tiene que participen en las tareas de la cocina.

niñas y niños aprendiendo a cocinar
Divertirse, compartir, aprender, es la ruta a seguir con los pequeños en la cocina.

¿Por dónde empezar?

Primero es indispensable generar un ambiente seguro en el que los pequeños puedan participar sin poner en riesgo su salud e integridad. Hay una gran variedad de recetas sencillas y saludables que puedes hacer con tus hijos, además de animarlos a que participen contigo en las labores sencillas de la preparación de los alimentos de cada día.

Pueden empezar con el lavado de frutas y verduras, pesar y medir ingredientes e incorporar los elementos de la receta y así, conforme vayan creciendo, podrán hacer más actividades.

Preguntamos a la psicóloga Nash los beneficios de que los niños y las niñas participen en la cocina y nos comentó que, en primer lugar, esta actividad promueve un vínculo cercano entre mamás, papás, cuidadores y niños y niñas. Lo importante es hacer las labores de la cocina desde el disfrute. Aprovechando esos momentos para compartir, platicar y tener cercanía física y emocional.

En segundo lugar, nos comentó Nash, que cuando dejamos que las niñas y los niños participen activamente en las actividades de la cocina (dando el apoyo y la cercanía necesarios), fomentamos su autonomía. De tal manera que ellos van formando una idea de sí mismos como seres competentes, capaces de cuidar de ellos y de los demás.

niño ayudando a hacer un pastel
Cada niño tiene su propio ritmo, no debemos forzarlo a participar en todo el proceso de cocinar si no le apetece.

Laboratorio viviente

La psicóloga Nash nos comenta con emoción que la cocina es un laboratorio viviente. A partir de los utensilios, la comida, los sabores, olores y los procesos, las niñas y los niños pueden desarrollar un aprendizaje activo y significativo que perdurará.

Por último, nos comentó que cuando niños y niñas son parte de las actividades en la cocina, promovemos un sentido de comunidad y participación activa. De esta forma transformamos estereotipos de género y fomentamos los cuidados mutuos sin importar el sexo o edad de los participantes de la familia.

niñas y niños haciendo ensalada
No solo hornear es divertido, también hacer ensaladas. Se sentirán más contentos al probar lo que hicieron.

3 beneficios extra

  1. Aprenden hábitos saludables: En un mundo donde la mayoría de las niñas y niños no conocen el origen de los alimentos, la cocina puede convertirse en ese lugar donde les compartamos información importante sobre alimentación. ¿Qué es lo que están cocinando? ¿Por qué es bueno para su cuerpo tener una alimentación balanceada? ¿Por qué es mejor elegir alimentos frescos sobre los procesados? Son algunas de las pláticas que pueden surgir en la cocina.
  2. Fortalecen su identidad. Aprender las recetas familiares será una experiencia que cualquier persona agradece con el tiempo. Conocer la diversidad de platillos de la cocina mexicana (no en vano nuestra cocina fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad), las historias familiares detrás de ellas conectan a los niños con su legado.
  3. Valoran los alimentos. Al conocer los procesos, los valores nutrimentales de los ingredientes y platillos, y las historias que hay detrás de ellos, las niñas y los niños aprenden que no podemos vivir sin el alimento. Posiblemente en un futuro, estas infancias ayudarán a frenar el desperdicio alimentario.
niña y niño cocinando con mamá
Cambia la idea de que perderás el tiempo, por estrechar lazos y fomentaremos la creatividad.

Algunas veces no incluimos a nuestros hijos en este tipo de actividades porque queremos cocinar rápidamente o por evitar el desorden; sin embargo, si pones en una balanza los beneficios que tiene hacer este tipo de actividades en familia, verás que vale mucho la pena modificar la rutina y tener desorden en la cocina pero mucha alegría. Anímate a hacerlo, no te arrepentirás.

Recuerda que en justo.mx es posible encontrar alimentos frescos, ricos y saludables.

Related posts

Flexibilidad y articulaciones sanas: el secreto de la eterna juventud

David

3 escapadas de fin de semana desde la CDMX

David

Qué es la crianza respetuosa y 10 claves para ejercerla

David

Deja un Comentario