Image default

Hay quienes dicen que son 3, otros mencionan 7; sin embargo los expertos en economía circular han manifestado que para aprovechar al máximo los recursos debemos seguir las 10 Rs del reciclaje.

En justo.mx nos unimos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas por el desarrollo sostenible y te invitamos a ser parte del movimiento por el cuidado de nuestro planeta.

De la cuna a la tumba

Iniciemos por el principio. ¿Qué es la economía circular? Este término se empezó a utilizar en la década de 1970 como una forma de hacer visible que cuando un producto inorgánico llega a los estantes, deberían de existir procesos para que se continúe utilizando, y evitar que llegue a los vertederos.

Los pilares de la economía circular establecen que el compromiso con el planeta no inicia al final de la vida útil de cada objeto, sino antes de que sean creados.

Es decir, no vale la pena pensar solamente en qué hacer con los desechos, sino que tenemos que considerar todo el proceso de un producto, desde «la cuna a la tumba».

economía circular
En resumen la economía circular busca que los elementos de un producto no lleguen al basurero.

Las 10 Rs

Las primeras 3 Rs del reciclaje fueron el resultado de los movimientos ambientalistas en los años 70 del siglo pasado. Sin embargo, más recientemente, los teóricos del medio ambiente han añadido nuevas erres, con el fin de que la gestión ambiental se vuelva totalmente sostenible.

Las 10 Rs del reciclaje actuales son: Reordenar, Reformular, Reducir, Reutilizar, Refabricar, Reciclar, Revalorizar energéticamente, Rediseñar, Recompensar y Renovar.

A continuación te contamos en qué consisten y cómo podrías ser parte de ellas.  

familia reciclando
Los valores medioambientales se deben aprender desde que somos pequeños.

1. Reordenar

Para quienes trabajan activamente por el medio ambiente, empezó a ser visible cómo el problema empezaba mucho antes de que un producto se fuera a la basura.

Reordenar invita a hacer conciencia de que tanto los productores, distribuidores y consumidores somos responsables de lo que ponemos en el mundo. Reordenar invita a los  fabricantes a prever los costos medioambientales dentro de los costos de producción.

Así que si eres emprendedor o si desarrollas un producto o servicio, no olvides que lo que pones en el mercado tiene un final, y también es tu responsabilidad cómo se degrada.

2. Reformular

Como consumidores, cuando compramos algún producto que se fabrica con plásticos de un solo uso, debemos de saber que puede tardar hasta mil años en degradarse. Pero, ¿no sería mejor entonces que no existiera?

La reformulación busca hacer conciencia en las industrias para que reformulen los productos para que sea posible reciclarlos y hacerlos biodegradables.

En esta reformulación también se podrían incluir decisiones como no utilizar componentes o ingredientes que comprometen al medio ambiente, como químicos o ingredientes orgánicos cuya producción utiliza agua excesivamente.

Por eso es importante que revisemos los ingredientes de los productos que compramos. La demanda influye en la producción, así que es mejor preferir aquellos artículos que representen menos carga ambiental.

3. Reducir

En todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, podemos, todos, desde las industrias, los gobiernos y las personas en general, reducir los recursos y productos que utilizamos.

En la oficina podemos dejar de imprimir correos y utilizar menos papel. En casa podemos evitar el uso de plásticos y productos desechables, reducir el desperdicio alimentario, dejar ir a todos lados en automóvil y preferir la bicicleta.

Recuerda llevar tu propio termo a la cafetería, no pidas nunca popotes y carga en tu bolsa un set zero waste por lo que se pudiera ofrecer, así reducirás el consumo de plásticos de un solo uso.

productos Zero Waste
Utilizar una bolsa reusable, un termo para tu café y un popote no plástico son formas de cuidar el medio ambiente.

4. Reutilizar

Reutilizar sigue siendo uno de los clásicos del reciclaje. La intención es darles nuevos usos a los objetos después de que cumplieron su función principal, para así retardar la producción de residuos. En internet existen muchos sitios donde podrás encontrar ideas para reutilizar muchos de los objetos que generalmente tiramos a la basura.

plantitas en una azotea verde
Busca formas divertidas para reutilizar objetos cotidianos que se irían a la basura.

5. Refabricar

Uno de los retos de la economía circular es la refabricación, ya que implica varios compromisos de parte de las marcas y los consumidores, para recuperar y regresar a la línea de producción los productos que ya han cumplido sus funciones. Marcas de tecnología, moda, automotrices ya la practican; y varias de estas ofrecen recompensas a los compradores por devolver, por ejemplo, tus jeans usados o teléfonos inservibles.

6. Reciclar

Este debería de ser un verbo que todos y cada uno de los agentes de la producción y el consumo deberíamos de aplicar activamente cada día. El reciclaje consiste en obtener materias primas derivadas de los productos ya utilizados. Y para hacerlo posible es necesaria una gestión ordenada de los residuos. Si en casa separas correctamente la basura, ya estarás facilitando el proceso de selección. Desde nuestros hogares podemos ayudar a que el PET, el cartón, el vidrio y el plástico lleguen a nuevas industrias para que no se tenga que producir nuevos componentes o seguir desgastando nuestros recursos naturales.

basureros de separación de residuos
Separar nuestros residuos es necesario para que se puedan reciclar.

7. Revalorización energética

Incluye lograr que los desechos ocupen menos lugar, que se conviertan en energía para la industria o que se sustituyan sus partes por materia prima recuperada. ¿Cómo podemos apoyar en esta revalorización? Apoyando marcas en las que se respeten estos procesos. También si produces algún bien o servicio, procura dar nuevos valores a tus desperdicios, o llévalos a los centros de reciclaje.

8. Rediseñar

Dice el dicho que «más vale prevenir que lamentar». Rediseñar significa que los productos, equipos y procesos deben ser rediseñados en pro de la eficiencia ambiental. La naturaleza no es una fuente inagotable de recursos, y es importante que desde el diseño se prevea cómo cada producto se convertirá en otra cosa.

¿Cómo colaboro? Apoya marcas comprometidas con el desarrollo sostenible y si eres productor, ten en mente cómo hacer que tu producto, sus envases y envolturas no se conviertan en desechos inorgánicos cuando terminen en la basura.

9. Recompensar

Los ambientalistas han visto que los incentivos gubernamentales a las empresas que participan de la economía circular funcionan. Esta erre los invita a generar estímulos para que prefieran materias primas recicladas y energías limpias que reduzcan el impacto ambiental.

En el caso de los consumidores, podemos aceptar descuentos o regalos que existen por devolver nuestros dispositivos, jeans o tenis a las marcas.

Smartphone reutilizado
Infórmate si la empresa que fabricó tus dispositivos da recompensas o descuentos por devolverlos cuando ya no sirven.

10. Renovar

Ya sea en casa, en la oficina e incluso en la industria, las actualizaciones no deberían partir de cero. Antes de desechar cualquier objeto viejo, piensa cómo podrías renovarlo para no tener que ponerlo en la basura.

En casa, verás que esta acción representará muchos ahorros.

Justo.mx es un súper 100% digital, donde todo es más fresco y delicioso porque no pasa por tiendas.

Related posts

¡Añade estos sabores naturales a tu dieta! Frutas y verduras de temporada

Alejandro Guizar

Los postres IDEALES para recibir el 2022

Algunas ideas y actividades de último momento para San Valentín

Alejandro Guizar